El PAP (Prueba de Papanicolaou)  es un examen, cuyo fin es detectar en forma temprana anomalías del cuello de útero que posteriormente pueden llegar a convertirse en cáncer.

Estudios / PAP
   

¿Qué es el PAP?
El PAP es un examen, cuyo fin es detectar en forma temprana anomalías del cuello de útero, que posteriormente pueden evolucionar al cáncer.
Su efectividad depende de que se realice regularmente y en los plazos aconsejados.  Su fácil y rápida realización, así como su alto valor diagnóstico lo convierten en el principal método de detección precoz del cáncer cérvico-uterino.

¿Por qué es importante la prueba de Papanicolaou?
Porque es  parte del cuidado rutinario de la salud de la mujer, ya que al igual que otros tipos de cáncer, el de cuello uterino puede ser tratado con mayor éxito cuando se detecta en etapas tempranas y consecuentemente prolongar la vida y la calidad de la misma.

¿Quién realiza la prueba de Papanicolaou?
La obtención de la muestra pueden realizarla médicos y otros profesionales de la salud especialmente capacitados:
asistentes médicos, obstetras y enfermeras.
El estudio del material obtenido debe efectuarlo el Citopatólogo.

¿Cómo se realiza  el PAP?
Con la paciente acostada en una mesa de examen ginecológico,  en pocos minutos,  el técnico  coloca el especulo en la vagina  para obtener con pequeño instrumental, una muestra de células del cérvix.  El espécimen (muestra) se extiende (pone) en una lámina (portaobjetos) de vidrio y luego de procesada es estudiada (se conserva en fijador, posteriormente se procesa con tinciones especiales para ser estudiado) por el Citopatólogo.

¿Es doloroso?
No es doloroso, es una prueba sencilla y rápida.
Es normal que la paciente se sienta un poco nerviosa. Se recomienda mantenerse relajada, para que una leve incomodidad o presión sea la única molestia.
En ocasiones puede haber un ligero sangrado durante o posterior al examen, sobretodo cuando hay procesos inflamatorios locales. Ante cualquier otra manifestación consulte con el técnico que le realiza el estudio.

¿Cuáles son los requisitos para el Papanicolaou?
No estar en el período menstrual (regla).
En las 48 horas previas al examen no está permitido:

  • Tener relaciones sexuales
  • Efectuar duchas vaginales
  • Recibir tratamientos intravaginales (óvulos, cremas)
  • Examen ginecológico, colposcopia u otras maniobras intravaginales


Las mujeres deben realizar esta prueba cuando fuera del período menstrual.
El mejor momento es 12 a 20 días después del primer día de la menstruación.
En la postmenopausia  se puede efectuar en cualquier momento.
Si, el día de la cita, comienza a menstruar, debe llamar  para  agendar una nueva hora.  El motivo de las prohibiciones mencionadas para las 48 horas previas es mejorar la calidad de la muestra, evitar que las células anormales sean enmascaradas y se dificulte el diagnóstico correcto.
Después de la prueba, podrá volver a realizar normalmente todas sus actividades habituales.

¿Quiénes deben realizarse este examen?
Todas las mujeres con 18 años o más, sin excepción, y las menores de esa edad que hayan mantenido relaciones sexuales.
Este estudio debe realizarse a partir del comienzo de la actividad sexual o a los 18 años. En los casos que a esta edad no se mantienen relaciones sexuales existen espéculos especiales "virginales", que no lesionan el himen vaginal.

La evolución de las lesiones precursoras que pueden ser detectadas en el PAP, hacia el  cáncer, habitualmente es lenta y pueden transcurrir hasta 10 a 20 años antes de que se manifieste el cáncer invasor. De allí la relevancia de este estudio, que  realizado periódicamente, disminuye muertes fácilmente evitables.

¿Puedo realizarme un Papanicolaou estando embarazada?
Sí, el PAP debe realizarse a toda mujer embarazada.
No existen contraindicaciones de ningún tipo.

¿Con qué frecuencia se debe realizar la prueba de Papanicolaou?
Las mujeres deben hablar con el médico sobre cuándo y con qué frecuencia se deben hacer esta prueba.
Es él quien, conociendo la historia personal y familiar, puede determinar los plazos  deseables.
Actualmente se considera que la primera prueba de PAP debe realizarse a los 18 años o aproximadamente 3 años después del comienzo de la actividad sexual.
Posteriormente se repetirá en los plazos indicados por el médico tratante. No es aconsejable que el mismo supere los tres años.
No existe peligro alguno si se esperan 3 años, ya que, por lo general, el cáncer evoluciona lentamente.  Este tipo de cáncer es extremadamente raro antes de los 25 años de edad.
Las mujeres entre 65 y 70 años que han recibido resultados normales en al menos 3 pruebas de Papanicolaou y sin resultados anormales en los últimos 10 años, pueden optar por suspender las pruebas de Papanicolaou luego de  consultar con su médico.
Las mujeres que han tenido una histerectomía (cirugía para extraer el útero y el cérvix) no necesitan hacerse el PAP, excepto que la cirugía se hubiera indicado como tratamiento de cáncer o una lesión precancerosa.

¿Quiénes tienen mayor riesgo de adquirir cáncer de cuello uterino?
Todas las mujeres poseen riesgo, que se ve incrementado por:

  • Inicio de vida sexual a temprana edad (antes de los 18 años)
  • Múltiples compañeros
  • Edad mayor de 45 años
  • Consumo de tabaco


¿Qué pasa si el Papanicolaou es anormal?
Un resultado anormal, quiere decir que existe una lesión, la cual, si no es tratada a tiempo puede transformarse en una lesión no curable. En este caso se debe recurrir a su ginecólogo quien indicará la conducta a seguir.

¿Cómo se informa el examen de Papanicolaou?
Actualmente se utiliza un conjunto establecido de términos llamado Sistema Bethesda.  Bajo este sistema, las muestras sin anomalías celulares se reportan como “resultados negativos de lesión intraepitelial o malignidad”.
Las muestras con anomalías celulares toman otras denominaciones

  • ASC (ASC-US, ASC-H).
  • Células atípicas o alteradas de. significado indeterminado
  • AGC
  • Células glandulares atípicas (del canal endocervical alteradas) de significado indeterminado
  • LSIL: Lesión escamosa Intraepitelial de bajo grado
  • HSIL: Lesión escamosa Intraepitelial de alto grado. Células que provienen de lesiones premalignas
  • Células malignas presentes. Son células escamosas o glandulares malignas que pueden provenir de un cáncer.


¿Es un estudio seguro?
Es un método seguro,  es el único Test que ha demostrado reducir la incidencia y mortalidad del cáncer de cuello uterino.
.Sin embargo existe consenso general en que el PAP, como cualquier otro examen, no siempre es exacto.
Según las estadísticas, algunas veces el PAP no detecta una lesión cancerosa.
De acuerdo a las últimas publicaciones, dependiendo del centro que lo realice, escaparían a esta técnica entre un 4 y 15% de mujeres portadoras de cáncer.
Como el cáncer evoluciona lentamente,  si se repite el PAP regularmente, las posibilidades de diagnóstico precoz aumentan y mejoran sustancialmente los resultados mencionados.
También es posible que células normales sean interpretadas como anómalas.
Finalmente es el médico tratante quien  interpreta el resultado del estudio y decide la conducta a seguir.

 

 

Bvlr. Artigas 1443. Apto 513. - Montevideo - Uruguay - Tel: *0598 2 4093945 - labcit-sj@adinet.com.uy